Fundación Rozas Botrán | | Arte en Mayo 2015
2546
single,single-post,postid-2546,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.0.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive
 

Arte en Mayo 2015

_DSC0399

Arte en Mayo 2015

Arte en Mayo sirve de marco inaugural para la celebración de los cien años de servicio social y treinta años de gestión cultural.

Por la Misericordia de Dios y no por mérito propio, los proyectos puestos en marcha a lo largo de estos años nos han consolidado como un referente social y cultural de beneficio para el país.

Como Presidente de la Fundación Rozas-Botrán considero oportuno este momento para recordar que desde sus orígenes, en la Familia Rozas-Botrán se gestó una plataforma de servicio para los más desamparados con la finalidad de aliviar sus sufrimientos y fortalecer su salud.

Al transcurrir el tiempo, aquella iniciativa se encontró con el arte. El espíritu de servicio y el compromiso con la cultura han dado como resultado un campus médico con proyección regional y una noble alianza con artistas visuales centroamericanos y panameños.

La colaboración de tantos hombres y mujeres con la iniciativa de mi familia, ha permitido que hoy, al mirar hacia atrás, veamos con claridad la huella sociocultural de la Fundación. Nuestro respeto y reconocimiento a los artistas, directivos, colaboradores y coleccionistas que han sido y son parte de nuestra historia.

Hoy hacemos una mirada retrospectiva para recordar el origen de El Arte de Ayudar, hace más de un siglo. El cuidado de la salud y la atención a los desamparados, unido al desarrollo de la cultura a través de las artes visuales se han fortalecido con el transcurso de los años.

Nuestras acciones van desde la investigación científica y el diagnóstico para el tratamiento adecuado de las enfermedades metabólicas y genéticas hasta la gestión de actividades que involucran a la expresión artística.

Nos hemos fortalecido al con el paso de los años, con la responsabilidad de servir al país que nos ha visto crecer. Los ejes de nuestra historia institucional en la cultura están representados por Arte en Mayo, Arte en las Calles y el trabajo desarrollado por nuestras Galerías en la zona 14 y en Paseo Cayalá.

En el ámbito de la salud, nuestro trabajo se desarrolla en el Campus Médico San José de Santa Lucía Milpas Altas. El Hospicio San José, el INVEGEM y CREA, se encuentran dentro de una gran galería de arte que propicia el bienestar de las personas que desarrollan allí sus actividades diarias. El Campus posee espacios arquitectónicos armonizados por medio de pinturas y esculturas.

El instituto de investigación científica humana y sus laboratorios están dirigidos hacia la población más vulnerable para lograr un país y una región más sana, productiva y por ende más feliz.

El Centro de Rescate, Estudio y Análisis Científico para el Arte (CREA) está innovando la profesión por medio del desarrollo de protocolos para la investigación y la aplicación de nuevas tecnologías para el análisis de materiales y procedimientos.

Al entrar en el siglo XXI la Fundación inició tres nuevos proyectos:
El primero es COELI, que es el Centro Ocupacional Especial Laboral Integral, dirigido por Ana Clarisa Rozas-Botrán de Ochoa. A través de COELI, Guatemala se abre a una nueva era de inclusión social a partir del Método que lleva el mismo nombre, que brinda capacitación a jóvenes con necesidades especiales a través de diferentes disciplinas formativas y expresiones artísticas, para que se desarrollen en plenitud, sean felices y contribuyan con el desarrollo del país pasando a formar parte de la fuerza laboral.

El segundo, la gestión de la unión artística de Centroamérica y Panamá, que se ha iniciado con la producción del libro Entre Siglos, que contiene la historia de las artes visuales de la región, ilustrada con una obra representativa de cada país. y que forma la Colección de Arte Visual Cien30 que se expondrá en el Museo Nacional de Arte Moderno “Carlos Mérida” a finales de este año.

El esfuerzo de esta unión se ha hecho con el objetivo de proyectar los distintos modos de expresión visual contemporánea para crear una marca de excelencia del arte de la región en el resto del planeta.

El tercero, consiste en el aporte de la Colección de Arte de la Fundación Rozas-Botrán , a partir de un acuerdo con la Universidad del Istmo de Guatemala, para convertir a la nueva sede de este centro de estudios en un Campus-Museo que será el primero con esta categoría en el planeta.

La memoria de estos primeros cien años nos marca un reto seguir con más fuerza hacia el futuro. El siglo XXI ha sido llamado el siglo del conocimiento, pero también es un siglo que inicia con crisis de todo tipo. La Fundación Rozas-Botrán que presido, dedicada al Sagrado Corazón de Jesús, se reconoce en su pasado y se prepara para proyectarse hacia el futuro, haciendo frente a los nuevos desafíos de manera profesional, con la fe puesta en Dios nuestro Señor, con una visión clara y con una intensa pasión por servir al prójimo.

José Rozas-Botrán