Fundación Rozas Botrán | | César Cartagena
1144
post-template-default,single,single-post,postid-1144,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive

César Cartagena

Acción e intuición: el misterio en la pintura abstracta de César Cartagena

El arte abstracto apareció a principios del siglo XX cuando algunos artistas decidieron crear una vida propia de luz y sombra, resistiéndose a copiar a la naturaleza. La actitud causó un desequilibrio en los valores estéticos vigentes. Desde sus inicios este arte tiende hacia dos polos: uno, libre y lírico; el otro, rigurosamente geométrico. El lírico tiene una variante matérica.

A primera vista, el espectador percibe en una obra abstracta sus colores, formas, estructura, ritmo y disposición de sus elementos, entre otras variables formales. Para comprenderla, debe preguntarse cómo están relacionadas estas variables formales con los signos que mantienen relación de semejanza con el entono; el grado de abstracción que presenta y la intención del artista.

Conviene recordar que en la abstracción lírica imperan las manchas, los gestos y las formas orgánicas, así como la profusión de colores y texturas. En la abstracción geométrica se manifiesta la búsqueda de un orden científico adaptado al lenguaje artístico: las figuras aparecen perfiladas por la línea, equilibradas dentro del marco del cuadro. La composición está basada generalmente en líneas verticales y horizontales. La pintura está totalmente autocontenida. La abstracción matérica se presenta con distintos materiales como papel, maderas, cartón, polvo de mármol y otros.

En la obra abstracta de Cartagena se evidencia el talento innato del artista, fortalecido con la formación profesional que adquirió en la Universidad de Nueva York, asistiendo a la Escuela de Artes Visuales, la Liga de Estudiantes de Arte y los Talleres de grabado. Su trabajo se reconoce por la paleta de color restringida a los colores primarios y al negro. No existe un esquema prefijado, no hay boceto. El lienzo se convierte en un espacio de acción. El resultado pone en evidencia la intervención de todo el cuerpo del artista. Se percibe la entrega sin límites y la comunicación íntima con el lienzo y la pintura por medio de trazos vigorosos.

Los elementos abstractos que construyen las composiciones de Cartagena captan la atención del espectador por sus colores, texturas, formas y, en definitiva, por su belleza; pero hasta que el espectador lee el título de la propuesta o cuando se aproxima a ella, descubre lo que realmente se esconde tras ellas. ¿Cuál es su intención? ¿Manifestar su energía física al pintar? ¿Recuperar la naturaleza interna de la pintura? ¿Expresar valores universales? ¿Provocar emociones y sentimientos y expresar los propios del artista a través del color, las formas, el ritmo? ¿Quiere ser como la música, que expresa la vida interior del artista y crea una vida propia de tonos musicales, como dijo Wassily Kandinsky?

La Galería abre esta exposición para emocionar a nuestros visitantes y los desafía a que descubran los secretos que guarda el arte abstracto por medio de sus elementos compositivos, su grado de abstracción y el objetivo de cada obra. Entonces, el artista y los miembros del equipo de La Galería sabremos que hemos cumplido con nuestra misión.

Ver Galería Online
Ver Catálogo Impreso