Fundación Rozas Botrán | | Tres Generaciones, Tres Propuestas
1731
post-template-default,single,single-post,postid-1731,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive

Tres Generaciones, Tres Propuestas

RAMÓN ÁVILA – PINA PINETTA – JONATHAN ARDÓN
tresgeneraciones, trespropuestas
EXPOSICION COLECTIVA DEL 11 DE MARZO AL 12 DE MAYO

Galería Cayalá, Bulevar Rafael Landívar 10-05 zona 16 local J4 104 y  10, Paseo Cayalá, Guatemala, C.A.

JONATHAN ARDÓN
Jonathan Ardón demuestra su capacidad técnica por medio de los trazos de las tintas -que recuerdan las de Arnoldo Ramírez Amaya- y en los intensos dibujos a lápiz. En las aves, el realismo gráfico del plumaje guía hacia puntos medulares como los picos y las garras que se imponen y estremecen al observador.

Juan B. Juárez y Guillermo Monsanto han resaltado que esa característica de Ardón señala el paso de la figuración al concepto. Ambos consideran que es la manera en la que el artista se interna en minuciosos análisis de conciencia que estimulan la reflexión.

Monsanto manifiesta que si hubiera que situar a Jonathan en un árbol genealógico “habría que hacerlo en el que ocupan excelentes dibujantes como Alejandro Urrutia, Erwin Guillermo, Marvin Olivares, Fernando Valdiviezo o Fernando Andrino… así de bueno”.

PINA PINETTA
Pina tiene la marca de los artistas temperamentales, los que parten del análisis cerebral hacia la expresión esencial. En su obra se percibe la coherencia de una continuidad temática plasmada en imágenes figurativas. Sus composiciones revelan la exploración, el orden y la disciplina, exponiendo sus elevadas cualidades plásticas.

Acerca de la evolución de su obra, Pina opina que primero se aprende el alfabeto, después se articulan palabras con las que componen frases. Si el camino es bueno, se establece un discurso que lleva a la construcción de un universo de imágenes propias, siempre influenciadas por la multiplicidad de imágenes de otros.

En la obra de Pinetta se descubre un enfoque positivo de la vida y el fuerte vínculo que mantiene con su carrera. Es una artista sobresaliente por sus composiciones y hasta se podría decir que refresca el espíritu por el lenguaje preciso que motiva y alienta… Son obras que dejan el deseo de volver a verlas.

RAMÓN ÁVILA
Ávila dice “Mi vida es mi obra, mi obra es mi vida”. Esta certeza le ha llevado por el camino que él eligió. Ha trabajado en diseño gráfico, dibujo, pintura, grabado y ha incursionado con propiedad en la escultura. Su obra ha evolucionado desde las expresiones figurativas y geométricas, biológicas y orgánicas hasta la abstracción con cierto matiz figurativo expresionista.

Pinta con gozo y absoluta sinceridad y sobre todo, propone sinceramente un diálogo al público. La fidelidad a su verdad pictórica le ha abierto un espacio en el ámbito artístico y cultural de Guatemala y otras latitudes.

Desde Tornada, su taller, Ramón participa en esta oportunidad con óleos y dibujos pertenecientes a distintas etapas de su trabajo, mostrando una vez más el talento y el talante que le vienen de nacimiento, fortalecidos y enriquecidos
con en transcurso de los años.