Fundación Rozas Botrán | | La pintura del antigüeño Fabián Hernández
1622
single,single-post,postid-1622,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.0.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive
 

La pintura del antigüeño Fabián Hernández

CIMG8738

La pintura del antigüeño Fabián Hernández

Cuando se trata pintar o fotografiar el paisaje natural o el entorno urbano, los artistas depositan en su  obra su propia e íntima experiencia.  Cada uno ofrece al púbico una visión diferente del mismo escenario.

Si a esa cualidad le añadimos las existencia de un entorno tan rico y variado como los elementos vernáculos de poblaciones guatemaltecas, encontraremos que los elementos representados tienen siempre un mensaje diferente, que también depende de nuestra propia interpretación y nuestras vivencias.

Ese es el caso de las puertas y ventanas que Fabián Hernández presenta en La Galería Rozas Botrán de Cayalá. A través del arte, los objetos se convierten en veredas para la ficción. El simbolismo de puertas y ventanas es tan intenso, que si hablamos de abrirlas, podríamos desentrañar recuerdos y soñaríamos con el porvenir.

En este caso, la carga simbólica de la arquitectura despierta en nosotros la fantasía. Al trabajo de Hernández hay que sumarle la fertilidad de la tierra, manifestada en enredaderas y flores, y el lenguaje del color y el claroscuro que se agudizan a través del uso del pincel.

Concluyendo, las pinturas de Fabián son otras ventanas y otras puertas que nos invitan a regresar en el tiempo para descubrir entrañables cuentos y leyendas de La Antigua Guatemala.

Thelma Castillo